EEUU no puede impedir que Huawei se posicione como segundo fabricante de dispositivos móviles

EEUU no puede impedir que Huawei se posicione como segundo fabricante de dispositivos móviles

 

Han pasado cinco meses desde que el Departamento de Comercio de los Estados Unidos amenazaba el apogeo de Huawei luego que la guerra comercial entre China y dicho país se intensificara.

La empresa líder de tecnología de origen chino fue colocada en la lista negra de empresas con las que el gobierno de EEUU no trabaja, por lo que se le impedía la posibilidad de comprar tecnología de origen estadounidense, ya sea en hardware o software.

Si bien Huawei, a través de su propio CEO y ejecutivos, restaron importaron a la prohibición, no pasó más de dos semanas para darse cuenta que efectivamente este baneo iba a ser totalmente perjudicial para su crecimiento.

Alphabet le cerraba las puertas de Android By Google, por lo que sus próximos dispositivos no iban a recibir la suite de Google de fábrica, como por ejemplo los Mate 30 y posteriormente los siguientes dispositivos a estrenarse. Claro, salvo el veto de comercialización se levante.

Por supuesto ellos no fueron los únicos. Intel, Qualcomm, Nvidia, Microsoft, AMD, Facebook y otras empresas también cortaban sus negocios con Huawei, por lo que el gigante chino no podía adquirir componentes para sus dispositivos. La situación empeoró por completo cuando la empresa británica ARM le negó la licencia, siendo el Kirin 990 el último procesador que podían usar.

Para dejar de depender de tecnología estadounidense y de terceros, la empresa ha destinado más de mil millones de dólares en innovación y desarrollo en aplicaciones que reemplacen a las de Google, mientras que en hardware están haciendo todo lo posible para encontrar reemplazos a los chipsets populares. Lo mismo ocurrirá con Android by Google, el cual ya tiene reemplazo: Harmony OS.

 

La paz está tardando

Huawei

Huawei en el medio del fuego cruzado entre EE.UU. y China

 

Para suerte de Huawei, justo a puertas del G7, EEUU y China firmaban la paz. Si bien muchos pensaban que la administración de Trump era la que perdía luego de ceder al gobierno chino, la verdad es que ellos salieron ganando.

Daban 90 días de prórroga para que los consumidores de Huawei, ya sean naturales como empresas, busquen alternativas de reemplazo y en el caso del gigante chino se le daba este tiempo para adquirir componentes. Obviamente el gobierno estadounidense iba a ser el encargado de aceptar las órdenes de compra y, tal como se confirmó semanas después, no aceptaron ninguna.

 

EEUU asegura que Huawei es la puerta trasera del gobierno chino, esto quiere decir que los acusan de espiar a sus usuarios pero hasta el momento no han mostrado ninguna prueba.

 

A mediados de agosto, Estados Unidos le daba sus últimos 90 días de extensión a Huawei para comercializar con empresas estadounidenses y si bien todo apuntaba a que sería el fin del pleito entre China y Estados Unidos nos equivocamos. Junto con la prórroga, el Departamento de Comercio de Estados Unidos añadía a la lista de prohibición a 46 socios del gigante chino, perjudicándolo aún más.

Pues bien, a pesar del esfuerzo del gobierno estadounidense de arruinar a Huawei, la empresa china no solo ha resistido los dos golpes directos de la administración de Trump, sino que además ha crecido su cuota de mercado y ha logrado unir a los consumidores chinos, quienes están apoyando a su marca nacional con la compra de sus dispositivos, lo que también perjudica a otras marcas locales como Xiaomi, Oppo y Vivo.

La semana pasada, Donald Trump mencionó a través de su Twitter que había llegado a un acuerdo con China pero dejó bien claro que se trataba de un tema netamente para agricultores. Hoy el New York Times menciona que el Departamento de Comercio ha dado  luz verde luz para vender algunos componentes a Huawei.

¿Será que el enfrentamiento llega a su fin? Es posible, aunque ahora mismo Estados Unidos tiene toda las de ganar, por lo que si quiere frenar al gigante chino lo ideal sería mantener el plan actual. Igual está claro que Donald Trump es un personaje totalmente impredecible.

 

¿Por qué Estados Unidos bloquea a Huawei?

El speech del gobierno de Donald Trump es simple: Huawei es la puerta trasera del gobierno chino y por lo tanto espía a sus usuarios. Eso sí, hasta la fecha no han demostrado lo sucedido.

Otra razón del bloqueo y por la cual se encuentra en un proceso abierto Mengh Wanzhou, Directora financiera de Huawei e hija menor del presidente de la empresa, es que el fabricante chino habría vendido a través de filiales sus dispositivos a Irán, país prohibido de recibir tecnología estadounidense, por lo que no solo recibieron una multa, sino también la amenaza de incluirlos en la lista negra.

La realidad es otra y es que Estados Unidos está aprovechando que son el país con la mayor cantidad de patentes de tecnología, incluyendo las empresas más populares en todo el planeta, para frenar la expansión de China, quien cada vez amenaza más la hegemonía de EEUU. De esta forma la administración de Trump busca hacer presión al crecimiento de oriente.

 

El bloqueo también trae información errada. Muchos usuarios piensan que EEUU bloquea a Huawei por temor a que Apple pierda territorio pero la verdad es que la cifra de usuarios que pasan de un iPhone a un teléfono chino son bastante bajas, sin contar que la empresa de Cupertino genera dinero por su cuenta y compite, en su gran mayoría, consigo misma.

Si un usuario de Apple se pasa a Android, suele ir directamente a Samsung. Esto es reforzado en EEUU, donde Huawei tiene una presencia nula y en Canadá, donde la cuota de mercado de los chinos es bastante baja.

 

Por supuesto hay un factor muy importante, el cual marca el futuro de la tecnología como lo conocemos y en el que China lleva una amplia ventaja a Estados Unidos: el 5G.

No es ningún secreto que la tecnología 5G es el futuro, no solo porque nos permitirá descargar y subir contenido más rápido, sino porque será el responsable de las ciudades inteligentes, el internet de las cosas (IoT) y más.

EEUU sabe bien que no puede frenar el crecimiento de Huawei en este rubro, razón por la que se han visto obligados a frenarlo a través de la prohibición. De hecho han hecho pensar al gigante chino para que licencie su tecnología a empresas estadounidenses.

Así que a falta de pruebas presentadas por Estados Unidos podemos decir que la prohibición a Huawei es netamente por un tema comercial contra China.

 

Los Mate 30: teléfonos excepcionales sin soporte de Google

El mes pasado Huawei anunció los Mate 30 y Mate 30 Pro, dos dispositivos que destacan por su rendimiento, autonomía y un sistema de cámaras nunca antes visto, mejorando el tamaño de sensores y funciones de los dispositivos tradicionales.

Sobre el papel, los actuales buques insignias de Huawei no solo competían directamente con los Galaxy Note 10 y los iPhone 11, sino que en algunos apartados los superaban, como la autonomía y fotografía, pero su éxito se ha visto pausado por la falta de aplicaciones de Google.

Huawei Mate 30 Pro no se vendería en Perú a través de operadoras

¿Qué quiere decir esto? Que si adquieres actualmente un Mate 30 o Mate 30 Pro no tendrás las apps de Google instaladas de fábrica, el Android que llevan también es un fork del sistema operativo original y se llama EMUI 10, por suerte está basado en Android 10.

Por supuesto las aplicaciones de Google pueden instalarse de forma ilegal, después de todo no pueden hacerlo oficialmente y Huawei lo sabe, pero el proceso no es sencillo y el grueso de usuarios no lo haría. Sin contar que es totalmente peligroso pues estarías dando tus accesos e información a terceros.

 

Un posible KO definitivo

Por un momento olvidemos todo lo que he mencionado hasta el momento. Existe una forma en la que EEUU deje fuera de juego a Huawei, aunque seria una forma muy vil de hacerla. Un KO definitivo.

¿Cuál sería? La prohibición total de tecnología de origen estadounidense. No solo perderían acceso a Android by Google (lo cual ya es un hecho desde el anuncio de los Mate 3o), sino también los dejaría sin la posibilidad de usar Windows, procesadores de Intel, gráficas de Nvidia o AMD, software profesional como la suite de Adobe, las apps de mensajería más populares como WhatsApp o incluso el acceso oficial a las redes sociales de moda (Facebook, Instagram, Twitter, Snapchat y YouTube).

 

A pesar del veto, Huawei sigue creciendo y se posiciona como 2do fabricante de dispositivos móviles

Huawei

El gobierno de Estados Unidos tiene toda su artillería actualmente encima de Huawei y esto no parece importarle al fabricante chino.

Aún con todo en su contra, el gigante chino ha mostrado resultados impresionantes en el tercer trimestre de 2019. Ha logrado vender 185 millones de smartphones hasta septiembre, por lo que su meta anual podría ser cumplida a pesar del veto.

Durante 2018, Huawei logró vender 200 millones de unidades y para este 2019 espera vender 250 millones de smartphones.

La firma asiática ha logrado alcanzar ingresos de 610.800 millones de yuanes o el equivalente a 86.100 millones de dólares en los primeros nuevos meses de este 2019, consiguiendo un crecimiento de 24%. Dinero recibido gracias a la venta de dispositivos móviles e infraestructura 5G.

En este tercer trimestre, Huawei ha logrado distribuir un total de 67 millones de smartphones, incrementando sus ventas en un 13.5% frente al mismo período durante el 2018.

Y todo esto con la prohibición de EEUU encima. De hecho queda bastante claro que el fabricante no necesita el mercado estadounidense para gobernar el mercado de dispositivos móviles e incluso con la prohibición encima puede lograr cosas sorprendentes en su país natal, aunque obviamente esto no debería ser la meta de Huawei, después de todo su visión siempre ha sido salir de China y dominar el resto de mercados.

 

Dejar una respuesta

comment-avatar

*