5 razones para no comprar un Galaxy S8

5 razones para no comprar un Galaxy S8


Warning: Use of undefined constant patrocinado - assumed 'patrocinado' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/42/d511095667/htdocs/psblog14/wp-content/themes/maginess/single.php on line 123

 

Han pasado casi tres semanas desde el lanzamiento del Galaxy S8 y S8+, la nueva gama alta de Samsung cargada de novedades y características premium que han enamorado a más de uno.

Pues bien, luego de haber dado nuestras 5 razones para comprar el Galaxy S8, ahora es turno de explicar nuestras 5 razones para no comprar un Galaxy S8, curiosamente sus virtudes también son una desventaja.

Empecemos.

 

Pantalla = Fragilidad

galaxy-s8+
 

Ya sabemos que el principal atributo del Galaxy S8 es su pantalla y es que no hay forma de negar que todo entra por la vista y los recientes equipos de Samsung lo demuestran.

El Galaxy S8 posee una enorme pantalla de 5.7 pulgadas, mientras que el Galaxy S8+ tiene una de 6.2 pulgadas, ambos son paneles curvos Super AMOLED de última generación y cuentan con una resolución de 2960 x 1440 pixeles. Simplificando las cosas, estos paneles son increíbles y apuntan a ser los mejores del mercado en cuanto a calidad de imagen, pero en durabilidad parece ser que siguen teniendo el mismo error que sus antecesores.

Para proteger a sus nuevos retoños, Samsung incorporó Gorilla Glass 5 en todo el cuerpo de sus terminales, el cual promete resistir caídas de hasta 1.5 metros y ser menos propenso a los arañazos, esto último sí está demostrado, pero lo primero no exactamente.

Samsung se ha olvidado de algo y es que sus pantallas Edge son un pro y un contra. A favor solo está lo estético, seamos honestos se ven preciosas, pero en utilidad no aportan nada y son la principal razón por la que sus antecesores y este modelo son frágiles. Basta que el equipo caiga de borde o en una esquina para que pase lo peor y en caso no sea así empiecen a aparecer las pantallas lilas que afectaban a miles de Galaxy S7 y S7 Edge.

Y si bien esto se podría solucionar con una funda, todo el dinero que invirtió Samsung en innovación y diseño se va al agua con tu decisión – por más correcta que sea -.

 

Hardware

galaxy-s8-vs-iphone-7+

El smartphone más potente del mundo, el Galaxy S8, no puede contra el iPhone 7 Plus, equipo del año pasado.


 

Al día de hoy no es ningún secreto que los nuevos Galaxy S8 cuentan con el mejor hardware del mercado y esto se debe a sus nuevos procesadores construidos bajo los 10 nm, el Snapdragon 835 y el Exynos 8895.

Qualcomm prometía que el Snapdragon 835 sería un 27% más potente, pero esto no parece ser correcto, ni en números ni en las pruebas. En los últimos días han empezado a aparecer diversos benchmarks, donde se enfrenta al Galaxy S8, iPhone 7 Plus, Huawei P10, OnePlus 3T, LG G6, HTC U Ultra y Galaxy S7. ¿El resultado? mono-núcleo por debajo de lo esperado y en multi-núcleo con ligera ventaja, por no decir mínima. Puedes ver la comparativa completa acá.

Ya sabemos que de las dos soluciones que ofrece Samsung, el procesador de caso sería el más potente y así se demostró en esta prueba, pero aún así la diferencia no es tan amplia como imaginamos.

Parece ser que contar con el mejor hardware del mercado al día de hoy no será un gran diferencial, sobretodo porque los equipos del tercer trimestre del 2016 en adelante tienen un rendimiento casi idéntico y cuestan menos. Eso que no lo comparamos con el iPhone 7 Plus, el cual termina barriendo al Galaxy S8 en pruebas de rendimiento.

¿En resumen? Es el más potente, es mucho más caro y las diferencias son mínimas, imperceptibles.

 

Cámara

Galaxy-S8-Camera_main_3
 

Los que me conocen y nos vienen siguiendo hace un tiempo saben que le tenemos mucho respeto a Samsung en el aspecto fotográfico y es que el fabricante coreano ha mejorado de una forma increíble en los tres últimos años.

El Galaxy S7 y S7 Edge son teléfonos con cámaras increíbles para cualquier ocasión y posiblemente la principal razón por la que el Galaxy S8 y S8+ no brillen como deberían.

¿Por qué? Ya sabemos que poseen ópticas diferentes, mejorando el sensor que llevaban sus antecesores pero en las primeras pruebas frente a un iPhone 7 Plus y Google Pixel las diferencias son mínimas. Es más, si alguien dice que fueron tomadas con un Galaxy S7 o S7 Edge lo vamos a creer porque hay varios campos donde sus rivales vencen y otros donde el coreano demuestra ser mejor, situación idéntica a la de su antecesor.

El Galaxy S8 y S8 Plus llevan dos sensores diferentes y será cuestión de suerte cual de ellos te toque. Tenemos el ISOCELL S5K2L2 de samsung y el IMX333 de Sony, ambos son sensores de 12,2 megapixeles, con un tamaño de 1/2,55 pulgadas (1,4um), sistema Dual Pixel, apertura de f/1.7  y OIS.

Las especificaciones de las cámaras son muy buenas, aunque no a la par del último sensor de Sony, aún así el enorme diferencial de Samsung es el software. El procesado de imágenes es bastante bueno aunque peca de elevar mucho el contraste de las imágenes y saturarlas de color, aún así esto parece gustarle a millones. En esta ocasión, el Galaxy S8 y S8+ usan un procesamiento de imagen idéntico al de Google con sus Pixel, donde se capturan tres imágenes y el sistema busca unir las tres para mostrar la mejor toma.

No dudamos que el Galaxy S8 tenga una excelente rendimiento fotográfico, pero todo apunta a que es literalmente idéntico a la del Galaxy S7, a tal punto que la propia Samsung lo confirmó.

¿Entonces? Samsung es víctima de su propio éxito y los cambios son mínimos frente a su antecesor, si ya tienes uno de estos no valdría la pena el cambio, al menos en cuanto a fotografía se refiere.

 

Software

 

Samsung, lo hiciste de nuevo. La única razón por la que el Galaxy S8 funciona tan bien es por su enorme hardware porque en software los coreanos siguen apostando por aumentar el bloatware de sus terminales con varias opciones que jamás usarás

¿Es necesario colocar tantas opciones que nadie usará? Parece ser que Samsung piensa que sí, por lo que el nuevo Touchwiz es más pesado, con más opciones, aunque a favor tiene un nuevo rediseño que lo hace ver mejor al que vimos el año pasado.

 

Captura de pantalla 2017-04-16 a la(s) 10.37.14

 

Samsung, ¿Por qué debes duplicar las apps de Google como tuyas? ¿No es una pérdida de dinero y tiempo en hacer lo mismo? Sí, lo es.

Por favor, basta de Bloatware y aprende algo de Motorola, OnePlus y otros.

 

Bixby

Galaxy S8
 

Samsung ha invertido una gran cantidad de tiempo y dinero en Bixby, su nuevo asistente virtual que nos permitirá realizar funciones especiales, desde información del clima hasta la posibilidad de guardar recordatorios, por supuesto no es lo único y es que Samsung confía tanto en su nueva IA que ha colocado un botón dedicado.

Hasta ahí todo bien y se agradece el esfuerzo de Samsung en apostar por algo nuevo. El gran problema de Bixby es que es exactamente Now y Assistant. ¿Qué? Posee el mismo motor de búsqueda, los mismos algoritmos, la misma información y, al igual que Google, no tiene soporte para varios idiomas.

Sin contar que Bixby no funcionará totalmente en su lanzamiento y tendrá que activarse a través de un parche en cierta fecha del año, que bien puede ser a mediados o fines de año. Bixby no puede ser una razón de compra en Perú, ni en LATAM.

Así como tiene sus desventajas también tiene sus ventajas, personalmente pienso que el Galaxy S8 y S8+ son teléfonos increíbles, pero si posees un buen gama alta del 2016 no vale la pena el cambio.

Por supuesto también pueden haber más contras, como la falta de Radio FM o su precio, más elevado que el de su competencia, sobretodo por los pocos cambios que ofrece. Lo más parecido con ligeramente menor hardware y pantalla extraordinaria pero con diseño común es el Galaxy S7 o S7 Edge, ya si buscas la misma potencia y a un precio inferior puedes pensar en el Huawei P10 y Mate 9. Finalmente, en caso desees una pantalla similar y cámara llamativa puedes ver al LG G6. Ya será cuestión de gustos, pero hay suficientes opciones por elegir.

 

Dejar una respuesta

comment-avatar

*