[Análisis] Nuevo Moto G

El año pasado Motorola lanzó el mercado el Moto G, el segundo terminal de su etapa Google, pero el primero en cosechar el éxito tanto al nivel crítica como al nivel comercial. No era para menos, lo que nos estaba dando Motorola con el Moto G era un equipo de rendimiento increíble y especificaciones casi al nivel de la gama alta de ese entonces, pero con un precio tan ajustado que lo hacía la mejor opción si lo que queríamos era un terminal con una excelente proporción beneficio/costo. Era como si Google hubiera decidido lanzar un Nexus “Mini” usando a Motorola como fabricante.

IMG_1590

Nuevo Moto G

Alrededor de un año después, habiendo cosechado el Moto G todos los éxitos y premios posibles, llega su sucesor, simplemente llamándose Nuevo Moto G, decidido a continuar con la senda del éxito que marcó su antecesor, con varias mejoras que suplen las pocas falencias que se le encontraron al Moto G de la 1era generación en su momento.

Vamos a ver cómo le va al Moto G de 2da generación con este análisis.

 

Diseño

El Nuevo Moto G es al mismo tiempo bastante parecido al Moto G del 2013, pero al mismo tiempo bastante diferente. Donde se parece (y mucho) es en la forma del terminal y en los materiales, con esquinas redondeadas y el uso mayoritoriamente de plástico en su construcción, algo que si bien no incomoda, se aleja de los materiales premium que destacan en la mayoría terminales de la gama alta, como en su hermano mayor el Nuevo Moto X. Las diferencias sí vienen a ser significativas, incluyendo algo que quizás no agrade a todos, el cambio de dimensiones.

IMG_1612

Parecido y diferente al mismo tiempo

Debo reconocer que a mi en un principio no me agradó mucho la idea de cambiar las dimensiones del Nuevo Moto G, pareciéndome perfecto con las dimensiones del anterior modelos, pero este cambio es justificado por la inclusión de una pantalla que crece hasta las 5 pulgadas, de la que hablaremos en detalle más adelante. El teléfono pierde un poco en ergonomía, eso es más que obvio, pero igual es bastante manejable gracias a la forma tan característica de los últimos Moto, aunque ya no tanto con una sola mano.

El otro gran cambio visual es la incorporación  de parlantes frontales, los cuales le dan un bonito acabado a la parte del frente del Moto G del 2014.

Definitivamente no llega a ser tan hermoso como el Nuevo Moto X, pero tiene cuando menos tiene un feeling harto parecido. Además, como bonus (que ya quisiera que tuviera el Moto X 2014), el Nuevo Moto G continua siendo compatible con tapas intercambiables, pudiendo cambiar en un instante de color para adecuarse a tu vestimenta o estado de ánimo. Algo que valorarán especialmente los más jóvenes.

 

Pantalla

Uno de los grandes cambios con respecto a su versión anterior es la pantalla, la cual ahora crece de los 4.5 a las 5 pulgadas, para alegría de aquellos a los que les quedaba chico el terminal y para tristeza de aquellos a los que el tamaño anterior les parecía perfecto.

IMG_1617

Pantalla de 5 pulgadas

De nuevo vemos la inclusión de una pantalla IPS, lo cual está bastante bien para el rango de precios del terminal, aunque nos hubiera gustado ver una AMOLED para la inclusión de las notificaciones activas del Moto X. La resolución se mantiene en los 720 x 1280 (HD), por lo que sacrificaremos algo de densidad de píxeles por más área de trabajo, aunque francamente el cambio es casi imperceptible.

Los ángulos de visión son bastante buenos, pero la visibilidad bajo el sol no está del todo optimizada, algo que se le perdona por ser en verdad mucha mejor que en la mayoría de terminales de gama media.

 

Hardware y rendimiento

 Características

Moto G 2014

Pantalla IPS de 5 pulgadas a 720p
Procesador Qualcomm Snapdragon 400
Memoria RAM 1 GB
GPU Adreno 305
Almacenamiento 16 GB (micro SD)
Cámara principal 8 mp
Cámara secundaria 2 mp
LTE No
Batería 2,070 mAh

Lo primero que debemos recordar es que el Moto G 2014 es un equipo de gama media, por lo que deberíamos esperar un rendimiento acorde a un gama media. En este caso, la situación va bastante mejor de lo esperado.

Si tuvieron un Moto G de 1era generación, no esperen muchos cambios, teniendo esta versión el mismo “corazón” incluido en el primer Moto G, con el mismo procesador Snapdragon 400 y la misma memoria RAM de 1 GB ¿Es esto malo? Por supuesto que no. El rendimiento del Moto G ya era sobre saliente para su gama de precios, habiendo decidido Motorola que no era necesario un upgrade en este sentido.

El equipo correrá fluidamente la mayoría de tareas que le pongan en frente, en especial aquellas consideradas de nivel básico como navegar en páginas, revisar redes sociales, escribir correos o manejar mensajería. Con juegos algo pesados o en multitasking agresivo pueden llegar a sentir que el terminal trastabilla un poco, pero si necesitan algo que cubra esta necesidad ya podrían ir pensando en ir por algunos de los monstruos actuales con Snapdragon 801 o 805, gastando en el proceso unos cuantos cientos de dólares más.

Fuera del rendimiento, un punto a destacar en el hardware es la inclusión de los parlantes frontales, los cuales mejorarán la experiencia de sonido, en especial porque en este caso sí que son estéreo, algo que no llegó a suceder con los parlantes del Nuevo Moto X.

IMG_1663

Radio FM

Bonus Point: El Moto G de 2da generación incluye Radio FM al igual que su predecesor.

 

Software

Tal como sucedió en el año pasado, es poco lo que podemos decir sobre el software del Nuevo Moto G.

El hecho de llevar una versión de Android casi en estado puro, a mi me parece un plus por sobre la competencia, pero esto mismo hace que las aplicaciones y personalizaciones por parte de Moto sean casi inexistentes. En el caso del Moto X teníamos Moto Display y Moto Voice, pero en el caso del Moto G del 2014 no hay mucho que describir.

Por supuesto, tenemos aplicaciones como Moto Assist que te permite determinar patrones de uso para momentos del día determinados (al que yo francamente no le encuentro mayor uso), Moto Migrate que hace un excelente trabajo al migrar tu información de un teléfono a otro y finalmente Moto Connect, la cual permitirá recibir llamadas y contestar mensajes de texto desde tu computadoras gracias a una extensión de Chrome.

Ahora, la ausencia de features tampoco significa que el terminal esté limitado, simplemente que Motorola ha decidido reducir al mínimo posible los programas propietario para darle al usuario la opción de elegir su aplicación favorita de la Play Store, que de hecho ahí tenemos variedad para hacer casi cualquier cosa. Además, es gracias a esta falta de personalización que podemos esperar actualizaciones del sistema antes que cualquier equipo (a veces hasta antes que los Nexus)

 

Cámara

Y aquí estamos de nuevo, hablando de la cámara de un Moto. No puedo evitar sentir que estoy en alguna especie de deja vu. Y es que lo que tengo que decir con respecto a la cámara del Nuevo Moto G es muy parecido a lo que en su momento dije con respecto a la cámara del Nuevo Moto X. ¿Ha mejorado? Sí, considerablemente, es más, cambiaron el sensor de 5 mp a 8mp ¿Es suficiente? No, en verdad no.

IMG_1628

Cámara

Y el problema es exactamente el mismo que el visto en el análisis del hermano mayor del Moto G 2014, problemas de enfoque, exceso de ruido en fotos con baja luz, falta de controles en su aplicación nativa de cámara, en fin, lo mismo que Motorola no hizo tan bien con su otro modelo.

Espero que Motorola se lo tome un poco más en serio con las cámaras en su siguiente generación, ya que ni con el Nexus 5 ni con el Moto Maxx han podido dar en el clavo aún con el tema de la cámara, aunque se debe reconocer que al menos van en el camino.

Les dejamos algunas fotos.

IMG_20141209_164638269_HDR

IMG_20141209_164809662_HDR

 

Autonomía

No podemos irnos sin hablar de la autonomía del terminal, la cual se mantiene por sobre el preomedio de terminales del mercado, pero que lamentablemente se ha reducido desde su primera versión.

Bueno, tampoco es algo tan de criticar, la autonomía de su primera versión era simplemente fenómenal, habiendose reducido levemente por el aumento de pantalla (o al menos eso asumo), pasando a durar unas 18 horas en uso moderado y unas 10 horas en uso intensivo, lo cual permitirá que el terminal dure la mayor parte del día sin problemas.

De nuevo, no sé porque Motorola quitó la función de ahorro de energía, pero esto puede ser replicado desde la zona de control de datos, deshabilitando el uso de datos en 2do plano, lo cual nos ayudará a sobrevivir un poco más de tiempo.

 

Conclusiones

El Moto G del año pasado fue tan buen terminal que en verdad no había mucho que cambiar, sino mas bien un concepto que mantener, por lo cual según mi punto de vista Motorola supo hacer bien las cosas al cambiar solo lo que debía ser cambiado. ¿Hay una tendencia por pantallas más grandes? Le ponemos una pantalla de 5 pulgadas. ¿Se quejaron de la no inclusión de una ranura SD? Le ponemos una ranura SD. ¿La cámara les pareció muy mala? Le subimos los megapíxeles.

IMG_1634

Nuevo Moto G

El Nuevo Moto G se siente como eso, como una correción del anterior modelo, pero una correción que se hacía necesaria, cuando menos en el largo plazo. Lo único que veo que le falta a esta versión es la compatibilidad 4G para ser mi terminal perfecto de la gama media, aunque eso naturalmente haría que el precio aumentara, algo que Motorola no quiere hacer, al menos no tan pronto.

El Nuevo Moto G ha llegado para quedarse, y es que de nuevo puede sentirse orgulloso de decir que es el mejor de su categoría, así que atentos que van a verlo muy seguido en las calles en los meses que vienen.

Dejar una respuesta

comment-avatar

*