El Galaxy S9 y S9+ son teléfonos realmente difíciles de reparar

El Galaxy S9 y S9+ son teléfonos realmente difíciles de reparar

 

Queramos admitirlo o no, el cristal es el nuevo metal. Puede gustar a muchos, pero la verdad es que es un material frágil que también puede ser el principal responsable de renovar por un próximo dispositivo pues el primero se puede estropear por un accidente.

El aluminio dejará de ser usado en los terminales de más alta gama a favor del cristal, que si bien le da un aspecto más fino también nos ofrece terminales más frágiles.

El gran paso lo dio Samsung con sus Galaxy S6 hasta los Galaxy S9, siendo seguido recientemente por Apple, Nokia y Sony, mientras que Huawei, Xiaomi y LG se les unirían en los próximos meses.

Las pruebas de rendimiento ya mostraron en más de una ocasión que los terminales con cristal no duran tanto como los de policarbonato o metal. Los fabricantes aseguran que ofrecen este nuevo diseño por petición de sus usuarios, siendo además indispensables para la carga inalámbrica.

 

 

El mejor ejemplo del uso de cristal lo vemos en los recientes Galaxy S9 y S9+, dos terminales con grandes cualidades que destacan por su potencia y su fino diseño, el cual también lo hace bastante frágil.

Pues bien, si ayer veíamos como Samsung afirmaba que sus nuevos retoños eran más resistentes que sus antecesores, los chicos de iFixit han decidido desmontar el terminal para ver la ingeniería por dentro de estos y han descubierto que en caso sufran un accidente, repararlos será realmente complicado, por no decir imposible.

El Galaxy S9+ recibe una puntuación de 4 sobre 10 en cuanto a reparación, la misma que sacó el Galaxy Note 8 meses atrás. El gran problema a la hora de repararlo va a ser la pantalla, la cual está “inundada” por una buena cantidad de pegamento, lo que impide retirarla fácilmente del teléfono una vez abierto y también existiendo el riesgo de quebrarla en el proceso.

 

4 de 10 es la puntuación de iFixit en reparación para los Galaxy S9


 

Para poder retirar la pantalla en los Galaxy S9 y S9+ se necesitará un disolvente, el cual se usará para retirar a la batería de la estructura y así evitar la pantalla del terminar. De hecho la descripción para reparar un Galaxy S9 en palabras de iFixit es bastante graciosa.

 

“Se necesitará mucho calor, una palanca, un extintor, un cubo de arena y nervios de vibranium. Menudo guiño a Marvel y Wakanda.”

 

Tanto la pantalla como la batería son los únicos problemas para reparar a los Galaxy S9 y S9+, el resto de componentes sale fácilmente.

Fuente: iFixit
 

Dejar una respuesta

comment-avatar

*