Elegir un Smart TV es más difícil de lo que pensé

Elegir un Smart TV es más difícil de lo que pensé

 

La mayoría de decisiones no son nada fáciles y se ponen más complicadas cuando debes invertir en algún dispositivo para tu uso diario. ¿Un smartphone, una laptop o un televisor? Sí, parece algo tonto pero es un verdadero dolor de cabeza elegir un dispositivo que se adecue a tus gustos y es que no hay dispositivo perfecto, por lo que al final eliges el que mejor te complemente.

En el caso de los smartphones los tres factores más importantes para elegirlos son el diseño, la batería y la cámara, mientras que en las laptops buscamos un diseño agradable, excelente rendimiento (o potencia) y autonomía, pero en el caso de un televisor es más complicado. ¿Por qué? Un smartphone o una laptop son tus dispositivos diarios, ya sea para ocio o trabajo, mientras que la TV está enfocadamente solo en entretenimiento y lo que buscas va algo más allá.

Personalmente no pensaba cambiar de televisor en un par de años, después de todo adquirí uno de los mejores LED del 2013 y pensé que teníamos una relación para largo, pero me equivoqué. Antes de terminar mi garantía, mi LA8600 de LG empezaba a apagarse y encenderse una o dos veces al mes, así que llamé al servicio técnico y me comentaron que era un problema de mi conector, por lo que me recomendaron cambiarlo y así solucionar el problema. Lamentablemente ese no era era el inconveniente.

Pasaron meses luego que mi garantía había terminado y los reinicios eran cada vez más constantes, probé de todo y al final decidí buscar por internet, ahí me enteré que era un problema bastante común en la placa. Incluso probé las “soluciones” de la red, pero sin resultado positivo. Ha pasado un año desde eso y ahora se reinicia diariamente, puede ser cada 5 segundos o luego de horas de estar encendida. Averigüé con un colega de Peruhardware el costo de repararla y me di con la sorpresa de que por más que se repare no tiene una solución a corto plazo, por lo que luego de pensarla varias veces decidí comprar un nuevo televisor. Irónicamente no tengo ni idea de cuál elegir.

Aprovechando que mi gripe me dejó en casa el viernes por la noche, decidí invertir mi tiempo en buscar televisores y revisarlos a fondo. Empecé a las 10:30 pm, con la idea de revisar una hora y luego echarme a dormir, pero no, terminé a las 3:00 am del día siguiente. Más de 30 modelos revisados y aunque tengo mis favoritos no termino de decidirme por uno.

 

1168-tvheader

Las curvas se ven muy bien en una TV, pero al igual que en un smartphone no aportan nada y empeoran los ángulos de visión

 

Elegir un smartphone o laptop es complicado, lo sé, pero si ya tienes marcas favoritas y buscas cosas puntuales la lista se hace cada vez más corta, pero de televisores solo sé sobre los sistemas operativos y los tipos de paneles, pero dentro de esta última categoría dependen muchos factores que un televisor puede tener y otros no. Ahora, ese que puede tener un buen contraste, brillo y balance de colores puede tener un sistema operativo lento, un diseño que no te gusta o pocas conexiones … volvemos al principio.

 

Escoger un televisor es más complicado que elegir un smartphone o una laptop nueva

 

Android TV, webOS o Tizen, los tres sistemas operativos actualmente para un Smart TV tienen bastante en común y la principal diferencia es el diseño de la UI, el asunto es que me aportan poco o nada pues cuento con dos consolas y un Apple TV, por lo que Netflix, YouTube, navegación web y más puedo hacerlo directamente desde uno de mis dispositivos.

Años atrás podíamos pagar menos por un televisor que no contaba con un sistema operativo tan trabajado y contaba con las mismas características que otro que sí lo tenía, pero ahora eso ya no es posible pues si busco algo así termino comprando un televisor de 32 pulgadas que una marca desconocida.

Lo único que sí tengo claro es que no pienso adquirir un OLED a la fecha y de hecho tampoco se los recomiendo, al menos no los modelos de 2016 para atrás. ¿Por qué? Aparte de tener un precio bastante alto, la durabilidad de estos está en juego pues tienen perdida de color con el tiempo y esto se habría mejorado en los de este año, pero mientras el precio sea tan alto prefiero buscar el mejor LED del mercado.

 

QLED-BRAVIA-LG-OLEDt

El 2017 será un duelo a muerte entre Samsung, LG y Sony, estos últimos finalmente se animaron a usar OLED, aunque sus paneles son de LG.

 

Durante el CES 2017 pude ver varios de los modelos que llegarán de Samsung, Sony y LG y debo decir que el trabajo de los tres es alucinante, pero algo que se destacaba de esta nueva generación de televisores era que sería más costosa que la actual, por lo que habría un ligero aumento de precio. ¿Valdrá la pena apostar por estos? Es posible, aunque las mejoras vienen más que todo a los OLED y a los LED de gama alta, justo los que pensaba adquirir.

Entonces, ¿debo esperar a los nuevos modelos? ¿aprovechar una de las ofertas que habrá cuando lleguen los nuevos modelos? ¿Debo volver a confiar en LG o apuesto por Samsung o Sony? Diablos, creo que me hago muchos problemas y mejor termino comprando el televisor más bonito (nunca en la vida). Fuera de bromas, si sabes del tema y tienes amplio conocimiento sobre televisores, no estaría mal que me ayudes en la elección.

Cabe resaltar que este artículo no es una guía para comprar un televisor o para explicarlos los tipos de paneles que hay, de hecho ya hablamos de eso meses atrás, sino para comentarles mi experiencia en lo complicado que es elegir un televisor a la fecha, sobretodo si eres geek.

 

Dejar una respuesta

comment-avatar

*