Cosas que debes tomar en cuenta antes de comprar una laptop (IV): Almacenamiento

Cosas que debes tomar en cuenta antes de comprar una laptop (IV): Almacenamiento

 

Como les prometimos la semana pasada, siguiendo con nuestra serie de artículos “Cosas que debes tomar en cuenta antes de comprar una laptop”, hoy hablaremos de almacenamiento y de por qué casi siempre será mejor sacrificar la mayor capacidad de un disco duro convencional para ir, en la medida de lo posible, por una unidad de estado sólido y su considerable ventaja en velocidad de trasnferencia de datos.

¿Se perdieron un poco? No se preocupen, ahora ahondamos en eso.

 

SSD

El disco duro de nuestra laptop

 

Como la mayoría sabrá, nuestras computadoras y laptops tienen un “disco duro” que es donde se almacenan nuestros archivos. Sabemos también que los hay de distintas capacidades, aunque en laptops comunes casi siempre oscilarán entre 500 GB y 1 TB (1024 GB).

¿Cómo funcionan estas unidades? Pues con un disco interior que gira a determinadas RPM (revoluciones por minuto). Mientras más RPM, más veloz será el acceso a nuestros archivos (y más el ruido que hará).

 

SSD

Un disco girando

 

Lo que muchos no saben es que además de los discos duros convencionales existen otras unidades de almacenamiento alternativas con considerables ventajas llamadas unidades de estado sólido o simplemente SSD (Solid State Drive), las cuales en lugar de un disco incluyen un chip de memoria flash.

¿Cuáles son las ventajas de estas SSD? Pues la principal es que, al no tener que girar un disco para acceder a la información, la velocidad de transferencia de archivos es considerablemente mayor a la de un disco duro convencional. ¿Qué tanto? Pues si un HDD logra alcanzar una velocidad de lectura entre 100 y 150 MB/S, un SSD normalito superará de sobra los 500 MB/S y un SSD del tipo M.2 se irá incluso sobre los 1,500 MB/S.

 

SSD

Diferencias desde la concepción

 

¿Cómo se traduce esto en nuestra laptop? Pues con una carga muchísimo más rápida del sistema operativo (demora menos en encender), mayor velocidad para la carga y vista previa de archivos y un menor tiempo en pantallas de espera en videojuegos. Solo por citar las situaciones más comunes donde veremos una diferencia considerable con respecto a un disco duro convencional.

Entonces ustedes dirán, “me consigo una laptop con SSD sí o sí”. Pues yo les diría que sí, pero hay dos puntos que podrían hacerlos desistir: la capacidad y el precio.

Y es que un SSD, por todas las ventajas que incluye, suele tener un precio mayor por GB, lo cual significa que o se incluirá una capacidad bastante menor o se nos cargará un altísimo precio si queremos capacidades similares a la que nos encontraremos en disco duros convencionales.

 

SSD

Uno de estos costará alrededor de los $125

 

Además de todo, al ser una característica que el consumidor promedio no pide al momento de usar una laptop, los distribuidores prefieren comerciar laptops más baratas y no incluir la opción de un SSD.

Eso sí, hay opciones en el mercado local, aunque te adelantamos que baratas no son.

 

  • Apple Macbook.
  • Apple Macbook Air.
  • Apple Macbook Pro (2015 en adelante).
  • Lenovo Yoga Pro 1, 2 y 3.
  • Asus Zenbook 3.
  • MSI GT72VR.
  • HP Spectre.
  • LG Gram.
  • Acer Notebook 2 en 1.

 

Apple

La Macbook tiene un SSD, uno bastante rápido

 

¿Qué nos queda como conclusión entonces? Pues básicamente que, si tienen el presupuesto y van a comprarse una máquina de más S/. 3,000 (y no necesitan 1 TB de espacio), traten en la medida de lo posible que incluya un SSD. La diferencia con un HDD va a ser notable y les aseguramos que estarán más que felices con su inversión.

Si no, pues a abrazarnos a nuestro HDD hasta que tengamos el dinero para cambiarlo (porque es posible) por un SSD.

 

Dejar una respuesta

comment-avatar

*