[Análisis] Motorola Moto X 2014

El año pasado, en medio de una gran expectativa, Motorola presentó el Moto X, primer terminal de la fabricante americana desde su sonada compra por parte de Google. Si bien el terminal no fue el éxito de ventas al que Motorola aspiraba, especialmente por la fria recepción del público a unas especificaciones que para la época se hacian demasiado tibias, el Moto X sí que fue un éxito para la crítica especializada, quienes supieron ir más allá de los números y apreciar su increíble diseño, una delicia ergonómica, su comando de voz en permanente espera, sus noticifaciones activas y, por sobre todo, su integración con el sistema, con una capa de personalización casi inexistente, lo que permitía tener un equipo casi con Android puro, algo reservado por ese entonces solo a los Nexus firmados por Google.

El mes pasado, aún con la firma de Google a pesar de la compra de Motorola por Lenovo, se lanzó el Moto X de segunda generación, también conocido como Motorola 2014 o simplemente como nuevo Moto X. Las cosas en el mercado han cambiado y esta vez Motorola ha aprendido de sus errores, brindando un terminal más acorde a los estándares actuales, pero conservando la mayoría de aspectos que convirtieron al Moto X de primera generación en uno de los mejores teléfonos del 2013. Pero ¿Será suficiente lo hecho por Motorola para plantar lucha a terminales éxitos de venta como el Galaxy S5, el G3 o el iPhone 6? Veamos que tal le va en el campo.

 

Video

 

Diseño

IMG_9190_edited

Moto X 2014

Empecemos por lo primero, lo que más llama la atención al tener el equipo, sí, su diseño. Esta vez Motorola ha tenido que sacrificar un poco del factor ergonómico obtenido con el Moto X 2013 en beneficio de una pantalla más grande y un acabado más premium. El resultado es en verdad hermoso.

“El resultado es en verdad hermoso”

El terminal es parecido en forma al Moto X 2013, con esquinas redondeadas y una parte trasera convexa, lo cual quiere decir que presenta una ligera curvatura que causa la ilusión de que el terminal es más delgado de lo que en verdad es (10 mm). Donde sí se ha variado bastante es en las dimensiones, pasando a ser casi del mismo tamaño que un Galaxy S5 (140.8 x 72.4 mm), con lo cual se dificulta ligeramente el manejo del terminal con una sola mano, sacrificio necesario para ofrecer una mayor cantidad de espacio de trabajo con su pantalla de 5.2 pulgadas.

Por delante el terminal no llama mucho la atención, excepto por sus ajustados bordes y por la incorporación de dos parlantes a juego, uno por encima y otro por debajo de la pantalla (de los cuales hablaremos luego), pero si vamos al marco lateral y a la parte trasera la cosa cambia diametralmente en comparación a lo visto en su versión previa.

IMG_9638_edited

Botones laterales

Por los costados veremos que ahora al terminal lo rodea un marco metálico, el cual le da además de una sensación más premium, un aspecto muchísimo más elegante que el visto en su versión del 2013. Motorola nos dice que esto es más que algo meramente estético, ayudando el marco a mejorar la recepción en el terminal, algo que en verdad se agradece en nuestro país. Encontraremos el lado izquierdo libre de botones o ranuras, a excepción de un par de marcas arriba y abajo como parte del diseño del marco, mientras que al lado derecho encontraremos los botones de volumen y el de bloqueo, el cual tiene una textura con el fin de no confundirlo con los otros dos. En la parte superior tiene el jack de audio (que ya hubieramos querido que esté en la parte inferior) y la ranura para la micro SIM (de esas que se sacan con un pin), mientras que en el parte inferior solo se incluye el slot micro USB para la carga.

IMG_9630_edited

Parte trasera

La parte trasera cambia radicalmente con respecto al modelo anterior. Tenemos ahora que el acabado en negro es mate, el logo cóncavo de Motorola gana en tamaño en vistosidad y la cámara ahora tiene un bonito aro alrededor donde se incluirán los flash LED, esto además de que el marco metálico es mucho más apreciable por detrás que por delante, dando un resultado por demás elegante.

“…un aspecto muchísimo más elegante que el visto en su versión del 2013

Sí, nos hubiera gustado que el terminal llegue con Moto Maker como en Estados Unidos o México, pero es un alivio que cuando menos el único color que está llegando al mercado (el negro) sea tan atractivo visualmente, lo cual nos hace olvidar un poco de lo que nos estamos perdiendo en personalización.

 

Pantalla

IMG_9623_edited

Pantalla de 5.2 pulgadas con resolución Full HD

Tengo que admitir que entre mis compañeros fui uno de los más reacios a asimilar el tema del aumento en las dimensiones de la pantalla del Moto X 2014. Con lo que bien que lo pasé con el Moto X y su compacto diseño y pantalla de solo 4.7 pulgadas mi idea era que Motorola estaba tomando una pésima decisión al irse hasta las 5.2 pulgadas de diagonal. Debo admitir que estaba equivocado.

“…se alinea mucho mejor a los estándares de los gama alta actuales…”

La nueva pantalla representa en verdad un salto importante, y lo mejor de este es sin duda es su incremento en resolución, pasando hasta los 1080×1920, es decir Full HD, con lo cual se alinea mucho mejor a los estándares de los gama alta actuales, algo que en verdad no se podía evitar (si hasta Apple tuvo que hacerlo para seguir compitiendo). Pero la cosa no queda solamente en números y el terminal puede presumir de tener unos textos bastante claros y ni un píxel a la vista.

El tipo de panel sigue siendo AMOLED, algo inevitable si se quería seguir contando con la funcionalidad de notificaciones activas, y que tiene como principales ventajas sus colores más vivos y su gran visualización bajo la luz del sol. La única pega que le encontramos fue un pequeño tinte amarillo en los colores blancos cuando se usa en niveles bajos de brillo, pero es algo con lo que se puede vivir, en especial si vienes de otra pantalla AMOLED.

Y no podemos dejar de mencionar que esta vez el terminal cuenta con protección Gorilla Glass 3, algo bastante común en los últimos terminales lanzados, pero que no incluía su versión del 2013.

 

Hardware y rendimiento

 Características

Moto X 2014

Pantalla AMOLED de 5.2 pulgadas a 1080p
Procesador Qualcomm Snapdragon 801
Memoria RAM 2 GB
GPU Adreno 330
Almacenamiento 32 GB (no micro SD)
Cámara principal 13 mp
Cámara secundaria 2 mp
LTE
Batería 2,300 mAh

Como podrán apreciar en la hoja de especificaciones, el cambio viene más que todo por el lado del procesador central, que pasa de ser un Snapdragon S4 de dos núcleos con frecuencia de 1.7 GHz a un Snapdragon 801 de cuatro núcleos con frecuencia de 2.5 Ghz, el mismo incluido en el Galaxy S5, G3 y Xperia Z3. Sin temor a sonar exagerado, el cambio es INCREÍBLE.

“Sin temor a sonar exagerado, el cambio es INCREÍBLE”

Nunca tuve mayores quejas de mi paso por el Moto X 2013, pero debo decir que luego de usar el Moto X 2014 por unos días, al regresar al Moro X 2013 lo noté lento en reacción y con una serie de pequeñas relentizaciones que en su momento no notaba o prefería ignorar, aunque debo aceptar que eso también debe tener que ver con todo lo que le pido al teléfono como abrir varias aplicaciones (como WordPress, Chrome, Evernote, Drive, etc.) al mismo tiempo y hacer multitasking entre ellas, lo cual incluye visualización de páginas en modo escritorio, cosas con las que no tuve ningún problema en el nuevo Moto X. En serio, el Moto X vuela, y si no me creen a mi creánle a AnTuTu.

2014-10-12 23.02.30

Resultados de AnTuTu

El benchmark es bastante tajante al respecto, obteniendo el Moto X 2014 mejores resultados que terminales de la competencia como el One M8 de HTC o el Galaxy S5 de Samsung, algo que se comprueba fácilmente en la práctica.

Ahora, hay dos cosas nuevas en el terminal dignas de mencionar, su parlante frontal y la incorporación de cuatro sensores en la parte delantera del terminal. Sobre el parlante, somos enfáticos en decir que es el parlante porque es uno solo. Pareciera que fueran dos, pero el superior solo sirve cuando estás haciendo una llamada. Es un poco decepcionante, sí, pero como consuelo les diremos que tiene un volumen bastante bueno y una calidad más que decente, además que el mismo hecho de estar ubicado en la parte delantera hace que el sonido llegue integro cuando vemos un video o jugamos un juego. Sobre los sensores, estos están asociados a una serie de mejoras relacionadas con Moto Display, de las que hablaremos más adelante.

“…es destacable que la versión que ha llegado al mercado local sea la de 32 GB…”

Pasando a otra cosa, es destacable que la versión que ha llegado al mercado local sea la de 32 GB, ya que si hablaramos de 16 GB y la no inclusión de una ranura SD estaría quejándome en este momento. Con 32 GB yo creo que casi cualquier persona deberá tener suficiente espacio para tomar las fotos que quiera y meter una gran cantidad de música y videos sin problema.

Ah sí, la cereza del pastel, el terminal es LTE y se confirma que será compatible con las tres operadoras locales que brindan el servicio actualmente en el país.

 

Software

IMG_9649_edited

“Ok, Moto”

Desde el lanzamiento de sus primeros terminales firmados por Google, Motorola ha querido demostrar que menos es más y con el Moto X 2014 continua esta tendencia hasta el límite.

¿Capas o personalización? Cero, nada, no hay. Hasta ahora estoy buscando algo que Motorola haya cambiado de la interfaz por defecto de Android y parece que voy a seguir haciéndolo sin éxito. Lo que sí hay es apps. Sí, porque esta es la forma con la que Moto le da ese valor agregado a sus terminales, a través de sus aplicaciones propias, mediante las cuales podemos acceder a las exclusivas funciones propias del terminal. Hablamos principalmente de la escucha permanente activa y las notificaciones activas, las cuales fueron mejoradas y rebautizadas como Moto Voice y Moto Display, las cuales pueden ahora ser administradas desde una sola aplicación llamada simplemente Moto.

2014-10-12 21.54.25

Aplicación Moto

“Olvídate del ‘Ok, Google Now’, ahora podremos elegir la frase que más se nos antoje…”

Moto Voice ahora te permitirá tener acceso a una lista mucho mayor de comandos (entre las que que se incluye “tómame un selfie”), pero lo mejor (o al menos lo más divertido) del asunto es que ahora podremos cambiar el comando para activar el asistente de voz. Olvídate del “Ok, Google Now”, ahora podremos elegir la frase que más se nos antoje como “Ok, Moto”, “Siri, escucha”, “Adelante Cortana”, “Shazam”, “Analista, activar” o lo que tu imaginación (y geekismo) te dicte. Yo elegí “Computadora” emulando un poco a Cable de la vieja serie de X-Men, pero las posibilidades son infinitas.

“…con la inclusión de los cuatro sensores delanteros se abren más posibilidades…”

Moto Display por su parte también ha mejorado, añadiendo algo que muchos usuarios pedían, el acceso hasta a tres de las últimas notificaciones, no solo una como en el Moto X 2013. Además, con la inclusión de los cuatro sensores delanteros se abren más posibilidades, ya que se puede configurar el teléfono para mostrar tus notificaciones cuando pasas la mano por encima del teléfono, como si de magia se tratara. Esta misma acción también permitiría detener alarmas y silenciar llamadas, agregando bastante utilidad al llamativo gesto.

Y si bien no son las estrellas de la fiesta, no podemos dejar de mencionar a Moto Assist, Moto Connect y Moto Migrate, herramientas de Motorola incluidas desde las versiones 2013 de sus dispositivos y que continuan presentes en este terminal para alegría de muchos.

 

Cámara

Tengo sentimientos encontrados con la cámara del Moto X 2014. Debo decir que sí, la mejora en relación a su versión del 2013 es notable, pero aún así no logra competir con las cámaras de terminales como el iPhone 6, Galaxy S5 o Xperia Z3. Lo divertido del asunto es que la cámara del Moto X sí que puede sacar buenas fotos (muy buenas fotos), pero lograr una buena toma es casi como jugar a la ruleta. A veces sacarás una buena foto a la primera, a veces no sacarás una buena foto así lo intentes diez veces, algo que se acentúa en las tomas macro. Y para mejorar el asunto, la interfaz de la cámara de Motorola se ha quedado en el minimalista diseño de su versión del 2013, incorporando poquísimas opciones de control.

IMG_20141005_123116017 IMG_20141005_212655754 IMG_20141008_164612403

Pero bueno, como dije al principio, una cámara mala no es, para nada, solo que hay que tenerle paciencia. Y si quieren mejores resultados (o al menos un mayor control de los detalles) no es mala idea probar con una aplicación de terceros como Camera360. Eso sí, de noche no hay software o doble flash que te ayude, simplemente no vas a ver nada.

“…lograr una buena toma es casi como jugar a la ruleta…”

Bonus point por su grabación de vídeo en 4K, algo que se está haciendo ya bastante común en este tipo de terminales.

 

Autonomía

Este era el otro punto que me preocupaba (el primero era el tamaño de la pantalla), ya que si bien la batería pasaba de 2,200 mAh a 2,300 mAh, el consumo asociado a una pantalla de 5.2 pulgadas en resolución Full HD y de un procesador de cuatro núcleos es en teoría mayor (mucho mayor). Finalmente no fue para tanto.

“…el Moto X está lejos de la autonomía del Xperia Z3 o el Xperia Z3 Compact…”

Sí, el Moto X está lejos de la autonomía del Xperia Z3 o el Xperia Z3 Compact, pero su batería llega a durar lo suficiente como para alcanzar el día sin muchos inconvenientes. Incluso llega a durar un poco más que su versión del 2013.

Screenshot_2014-10-05-23-14-09

Uso moderado

2014-10-05 02.39.18

Uso intensivo

En 4G, en uso moderado, el Moto X pasó las 14 horas de uso desde su carga hasta irse por debajo del 10% de batería. En uso intensivo la duración se fue hasta las 8 horas, lo cual también es bastante aceptable.

Lo que no me explico es porque Motorola quitó la opción de ahorro de batería automático al llegar al 15%, algo que puede ser emulado simplemente apagando los datos en 2do plano, pero que era mucho más fácil de hacer automáticamente con esta funcionalidad.

Eso sí, el Moto X incorpora tecnología de carga rápida Turbo Charge que presume de cargar tu teléfono de 0 a 60% en 15 minutos, la cual aún no hemos podido probar pues no tenemos el cargador compatible.

 

Conclusiones

IMG_9662_edited

Nuevo Moto X

Motorola lo hizo muy bien con el Moto X 2013, pero lo ha hecho mejor con el Moto X 2014. Ha trabajado donde tenía que trabajar, y a pesar de haber perdido un poco de su ergonomía en el proceso, ha conservado el espíritu del primero, incluyendo sus viejos features, pero dotándolo de un motor más potente y un chasis más elegante. Y no hablemos de su pantalla, la cual pasa a ser del tamaño y la resolución que pedían las masas para un terminal de la gama alta. Obviamente hubieron cosas que pudieron mejorarse como la cámara y la batería, pero a pesar de eso el terminal no pierde ni un ápice de su atractivo.

“…está entre los mejores de la actualidad…”

Un conocido portal de tecnología americano dijo, textualmente, que el Moto X era “El mejor teléfono Android alguna vez construido”, yo no iría tan lejos, pero defintivamente puedo decir que está entre los mejores de la actualidad y tiene las herramientas para luchar contra los buques insignias de las demás marcas y plantarles una buena pelea.

Quizás no es el mejor Android construido alguna vez (o quizás sí), pero defintivamente es lo mejor que Motorola nos ha dado en todo su tiempo de vida.

Dejar una respuesta

comment-avatar

*