Análisis LG G8s: el smartphone más infravalorado del 2019

Análisis LG G8s: el smartphone más infravalorado del 2019

Uno de los fabricantes que más ha innovado en el mercado móvil es LG, pero a pesar de eso ha quedado totalmente relegada al día de hoy por el crecimiento de los fabricantes chinos es LG.

LG tiene un largo historial de innovación en la industria móvil y de hecho varias de sus innovaciones se relanzaron por otros fabricantes y les fue mejor. 

Este año durante el Mobile World Congress 2019 de Barcelona, LG anunció los G8 que se dividen en dos modelos: G8 y G8s. Si bien los equipos eran bastante interesantes, se olvidaron con estos cuando se anunciaron los smartphones plegables, los Galaxy Fold y Mate X de Samsung y Huawei respectivamente.

Pues bien, luego de mes y medio de uso, nos toca analizar el LG G8s, actual gama alta de LG en la región. ¿Vale la pena? Sí, de hecho consideramos que es el móvil más infravalorado de este año.

Potencia bruta, excelente pantalla, cinco cámaras, buena autonomía y un sistema de desbloqueo muy interesantes son sus principales atributos. ¿Valdrá la pena? Vamos a averiguarlo.

Diseño

A pesar que el diseño es uno de los apartados más importantes a la hora de adquirir un dispositivo electrónico, no hay una ciencia que nos diga qué móvil es mejor en diseño ya que depende de gustos y preferencias de distintos usuarios.

Ha pasado un largo tiempo desde que LG apostaba por diseños llamativos y atrevidos, incluso teléfonos modulares como el caso del G5, pero desde el G6 hasta el día de hoy apuestan a lo seguro.

El diseño del LG G8s es bastante sobrio, contando con una construcción en vidrio y aluminio, el cual hace un muy buen trabajo en las curvas del terminal.

Cuenta con un grosor de 8.09 mm y un peso de 180 gramos, no es el más ligero pero en  en la mano se siente excepcionalmente bien, incluso no resbala en la mano como un móvil con pantalla curvada. 

En la parte superior tenemos un panel de 6.2 pulgadas con notch, mientras que al lado izquierdo encontramos los botones de volumen y abajo de este el botón de Assistant (asistente de Google). En la parte derecha está el botón de encendido/bloqueo, mientras que en la parte trasera encontramos la triple cámara trasera y el lector de huellas bajo este.

Si bien LG incorpora una capa oleofóbica en ambos lados del terminal, la parte trasera obtiene fácilmente huellas gracias a la grasa de nuestros dedos. Al igual que otros fabricantes, LG incorpora un case transparente dentro de la caja del G8s, pero el case incluido es excepcionalmente bueno. De hecho es el mejor que he visto dentro de un smartphone.

Si eres usuario o has comprado cases de Spigen, Ringke, Speck o Incipio me entenderás, después de todo los bordes y marcos están reforzados, por lo que si el equipo se te cae de pantalla no le sucederá nada. Y eso que el case es transparente, por lo que el diseño no se pierde. Bien ahí LG.

LG mantiene el auricular jack 3.5 mm y parlantes estéreo, uno en la parte frontal y otro ubicado al costado de puerto USB Tipo C.

Lo que sí me hubiera gustado es que LG apostara por más colores en nuestro país, el color rojo es realmente precioso pero aquí solo ha llegado el color negro.

 

Pantalla

 

Si bien LG siempre ha apostado por usar altas resoluciones en las pantallas de sus smartphones, con el LG G8s da un paso para atrás en este apartado pero uno hacia adelante gracias al uso del panel.

LG decide abandonar los paneles IPS en la gama alta de sus smartphones y apuesta por un renovado panel G-OLED en vez de las P-OLED vistas años atrás. Es lo más cercano  con tecnología OLED de LG a las Dynamic AMOLED de Samsung, los últimos paneles usados en los Galaxy S10 y otros Galaxy.

La pantalla del G8s tiene un tamaño de 6.2 pulgadas con resolución FHD+ de 2248 x 1080 píxeles con una densidad de píxeles de 402. Los coreanos tampoco se olvidan de darle soporte HDR10 y Dolby Atmos, misma certificaciones que tienen los Galaxy S10 o los P30.

Habría sido genial que LG apostara por una resolución mayor, como siempre lo ha hecho y lo vimos en el G8, pero la razón de esto aparte de conseguir una mejor autonomía era no aumentar el precio. Además a simple vista no hay diferencias.

En la práctica el terminal nos ofrece una experiencia bastante buena, con unos excelentes ángulos de visión, muy buen nivel de contraste y un brillo máximo bastante bueno, aunque este último debe configurarse en la sección de Color de pantalla. ¿La razón? Por defecto la pantalla tiene un ligero tinte azul, como el caso de los móviles con pantallas Super AMOLED, pero con menos brillo de lo normal, sin contar que el modo automático en este modo no ayuda.

¿La solución? Muy sencilla. Optar por el modo Experto o el de juego junto a True View, que es básicamente un True Tone de Apple que usa en iPhone y iPad, el cual ajusta los colores de la pantalla según el ambiente, dándole más naturalidad al contenido que vemos ahí.

Si lo queremos comparar, el LG G8s tiene unos marcos muy similares al iPhone XR , incluido los marcos laterales. Eso sí, los marcos del teléfono de LG son ligeramente más pequeños al teléfono de Apple pero más grandes a los marcos vistos en los P30 y S10 de Samsung.

Lo que sí hay que agradecer es que la respuesta táctil es bastante buena y sobretodo no existen toques fantasmas, como sí sucede con las pantallas curvas. 

LG insiste en contar con un notch y si bien no puede gustar a más de uno este tiene una razón, Cámara Z, de la cual te hablaremos más adelante. 

Hardware

A pesar de no ser el más potente, el LG G8s es uno de los teléfonos mas completos al día de hoy. Desde contar con la clásica certificación IP68 junto a la certificación militar, hasta usar el procesador más potente en Android a la fecha, el Snapdragon 855.

A este chipset lo acompaña 6 GB de RAM y una memoria interna de 128 GB ampliable vía microSD hasta 1 TB. Habría sido genial que LG decidiera optar por 8 GB de RAM, pero todo apunta a que esto será exclusivo de su último gama alta de fines de año.

Cabe resaltar que por precio y características el LG G8s compite directamente con el Galaxy S10e y el Huawei P30, pero gracias al procesador podemos ver que en rendimiento puede estar a la par e incluso ligeramente mejor que sus hermanos mayores.

Las especificaciones ofrecen lo esperado, un muy buen rendimiento gracias al excelente procesador de Qualcomm, solo superado por su versión con overclocking, el Snapdragon 855 Plus.

El teléfono es una bala. Redes sociales, correos, juegos, edición de fotos y más, todo lo mueve sin ningún problema. Si quieres hacer una comparación, el rendimiento es idéntico al del Mi 9 y a la par de los Galaxy S10 de Samsung y el P30 Pro. ¿La razón? Si bien esos dos últimos teléfonos llegan con 8 GB de RAM, el Snapdragon 855 es mejor que el Exynos 9820 y el Kirin 980, por lo que a la hora de abrir juegos el LG G8s y el Mi 9 lo hacen ligeramente más rápido.

Tampoco puede faltar la Radio FM, lo que es un alivio pues varios teléfonos de gama alta se han olvidado de este detalle. Y, para mejorar aún la situación, LG aún apuesta por el auricular de 3.5 mm.

Lo que sí me ha sorprendido es la temperatura. El LG G4, G5 y G6 eran dispositivos que se calentaban rápidamente y el G7 lo hacía menos, pero el G8s mantiene una temperatura bastante buena, no calienta ni sufre problemas de temperatura a pesar que no tiene refrigeración líquida como otros dispositivos.

En cuanto a audio se cumple su objetivo. Los parlantes suenan fuerte y no se distorsionan, pero siento que los Galaxy S10 poseen mayor volumen. En audífonos está a la par de sus rivales y es que esta vez LG no ha decidido incorporar un Quad Dac en esta versión, por suerte hay un ecualizador bastante completo que le da ventaja frente a otros modelos.

Aparte de la configuración de hardware anteriormente mencionada, se encuentra Cámara Z, el cual involucra al segundo lente de la cámara frontal del tipo ToF más un lente infrarrojo que se encuentran dentro del notch de su pantalla y que tiene sistema biométrico, por lo que hace más seguro a tu equipo.

Del sistema de seguridad ya ampliaremos en la siguiente sección, pero Cámara Z incluye un propio Face ID basado en reconocimiento facial 3D y Hand ID. La primera detecta nuestro rostro, de la misma forma que los iPhone de apple, para desbloquear nuestro smartphone, mientras que la segunda es propia de LG y desbloquea nuestro teléfono con nuestras venas. Parece un gimmick pero es una forma extra de seguridad en nuestro smartphone.

Camera Z también permite controlar nuestro teléfono a través de gestos como si se tratara de un jedi. A esta función LG la ha llamado Air Motion y nos permitirá capturar la pantalla de nuestro smartphone, controlar nuestras llamadas y alertas, manipular la reproducción de música y ciertos accesos.

El procedimiento es similar al de Hand ID, colocamos la mano frente a Cámara Z, unos 15 cm sobre el terminal, esperamos que el sistema nos reconozca y ponemos nuestra mano en forma de garra o C, luego desplazaremos según nos indique el sistema. Siendo honesto lo veo como un gimmick, no lo veo como determinante de compra, después de todo el G8s con o sin esta función es una excelente opción.

En cuanto a los altavoces del terminal y el micrófono para recibir llamadas es idéntico al de otros gama altas, sin sorpresas. La señal sí la siento ligeramente mejor al de cualquier gama alta de Huawei.

Un tema que tampoco puede dejarse de lado es la vibración, apartado totalmente olvidado en la mayoría de reviews y que afecta la experiencia de usuario. Si vemos la vibración y la respuesta de esta en ciertas acciones, los líderes de este sector son los iPhone de turno y los Pixel de Google, luego sigue Samsung y LG. En el caso del LG G8s no es la excepción, está por debajo a lo que hemos visto en los iPhone Xs y Pixel 3, pero está a la par a la que ofrece el Galaxy S10 y por encima a la que vemos en el Mi 9, Huawei P30 y OnePlus 7, equipos que he probado en los últimos meses.

¿En resumen? Un teléfono con hardware muy equilibrado que posee un excelente rendimiento y al que no le falta nada. Eso sí, habría sido genial que LG apostara por 8 GB de RAM en vez de 6 GB.

Cámara

La calidad fotográfica es una de las tres características más determinantes a la hora de adquirir un teléfono y el LG G8s sin ser perfecto hace un muy buen trabajo.

Cabe recordar que el terminal de LG compite en especificaciones y precio con la gama alta de Huawei y Samsung, los P30 y Galaxy S10e y no con la gama premium de estos.

El LG G8s cuenta con cinco cámaras, dos en la parte frontal y tres atrás.  LG la tiene bastante difícil con el enorme crecimiento de Huawei y la madurez de Samsung en sus últimos gama altas, ¿Puede competir directamente con ellos? Sì.

Empecemos con el sistema de cámaras traseros. El sensor principal es de 12 MP con apertura f/1.8, con PDAF y estabilizador óptico, el segundo lente es un súper gran angular de 136 grados y apertura f/2.4 y tercero lente es un teleobjetivo de 12 MP de PDAF y apertura f/2.6.

La doble cámara frontal tiene una configuración de 8 MP con apertura f/1.9 y un sensor Time of Fly, llamado ToF, de 8 MP con apertura f/1.4. Este último sensor es el responsable de Camera Z pero también nos sirve para mejorar la profundidad en fotos y vídeos.

En vídeo puede grabar a 60 fps a 1080p y también en 4K a 60 fps, en ambos casos usa el estabilizador óptico de imagen.

En vídeo sigue siendo el más versátil, ya sea en Android como en iOS, ofreciendo un Modo Manual completo que también permite activar HDR10 o el sonido Hi-Fi. En el apartado de vídeo está ligeramente por debajo del Galaxy S10, el cual maneja un mejor estabilizador en baja iluminación pero si sabes usar el Modo Manual puede sorprender gratamente. Eso sí, ambos equipos anteriormente mencionados obtienen mejores resultados que los P30, incluso que en el modelo Pro.

La cámara del LG G8s es bastante versátil y tiene como ventaja frente a Huawei el vídeo, pero el Modo Nocturno del terminal de los coreanos es inconsistente,

Sobre el papel y la experiencia del usuario es bastante buena, ofreciendo colores reales y un buen contraste, sin la necesidad de saturar tanto una imagen. Eso sí, usar la inteligencia artificial puede ser un gran error si estás buscando imágenes realistas y es que la saturación es muy alta, sobretodo en el cielo.

La app también ayuda muchísimo siendo muy amigable y conservando el Modo Manual que nuevamente es la joya de la app, incluso es más sencilla y completa de usar que la de sus rivales más directos.

El Modo Retrato se defiende bastante bien y está a la par de los Galaxy S10 pero no al mismo nivel que el iPhone Xs o el P30 Pro de Huawei.

Donde sí LG aún falla y sus rivales han mejorado muchísimo es en el Modo Noche, al que ellos llaman Vista Nocturna. LG peca de naturalidad, por lo que el software no maquilla tan bien la escena como los P30 o los Pixel 3, incluso el Galaxy S10 logra mejores resultados ya que el Modo Noche del G8s es algo inconsistente. De 5 fotos, 2 salen bien a pesar de hacerlo con los mismos parámetros, posiblemente en una actualización se corrija.

El zoom óptico funciona bien, pero al ser solo 2X no destaca tanto como los que ofrece Huawei en su gama alta. El gran angular ha mejorado muchísimo frente a modelos anteriores, me atrevo a decir que es mejor que los vistos en los Galaxy S10 y a la par que la del P30, pero no mejor al P30 Pro gracias al Modo Macro y a su inteligencia artificial, aunque recordemos que el G8s compite con el Galaxy S10e y P30.

Los selfies también cuentan con naturalidad y detalle, incluso las fotos en Modo Retrato gracias al sensor ToF.

Por una extraña razón LG sigue arrastrando un error desde el G5 y es la visualización de las fotos. Ejemplo: capturas una imagen que sabes que se verá muy bien pero que no se ve así en la app, pero si la pasas a otro celular o a una PC cambia totalmente. Es lo que sufría Sony años atrás, solo que los japoneses lo hacían al revés: la foto se veía increíble en el teléfono pero al pasarla a la PC se veía con ruido.

¿En conclusión? La cámara del LG G8s es bastante buena, totalmente versátil y tiene ciertas ventajas frente a sus rivales, pero aún tiene cosas por mejorar como las fotos nocturnas. Aún así ofrece mayores ventajas que sus rivales directos, los Galaxy S10e y P30.

Seguridad

En cuanto a sistemas de seguridad, el LG G8s es posiblemente el terminal más seguro en Android. Tenemos cuatro formas de desbloquear nuestro equipo:

  • Face ID (reconocimiento facial 3D)
  • Hand ID (reconocimiento de nuestra palma de la mano)
  • Lector de huellas
  • Desbloqueo tradicional (como el patrón de desbloqueo, clave alfanúmerica, entre otros)

Si bien el lector de huellas dentro de la pantalla se ha extendido no solo a los teléfonos de gama alta, aún es una tecnología por mejorar que no es tan veloz como el lector de huellas tradicional y esa es una de las razones de LG por la que no ha decidido usarla, la segunda habría sido el precio.

Empezamos con el lector de huellas tradicional ubicado en la parte trasera, funciona bastante bien y es veloz, siendo la forma más sencilla de desbloquear nuestro teléfono.

Por supuesto no es el sistema de seguridad más implementado por LG y del que más quiere presumir. Face ID y Hand ID son los más importantes para LG y aquí te vamos a contar todo.

Face ID funciona exactamente igual que en el iPhone, de hecho tienen en común hasta el nombre. ¿Igual de seguro? Pues sí, el desbloqueo facial es en 3D, igual que el de Apple, pero la velocidad es más parecida a la vista en el iPhone X que en la de los iPhone Xs.

Ojo, esto no significa que sea lento pero si lo comparamos con el desbloqueo facial de Android que funcionan con la cámara frontal gracias a software va por detrás. ¿La diferencia? Es que el Face ID de Apple desbloquea de la misma forma que el de Apple, no solo porque funcionan igual, sino que también te reconoce el rostro si te afeitas, te cortas el cabello, si usas lentes o no (incluso los de sol) y, sobretodo, funciona en condiciones de baja iluminación, incluso en cero iluminación.

Por otro lado tenemos Hand ID, un sistema de desbloqueo diferente y el primero de su tipo. El sensor ToF reconoce nuestra palma de la mano para desbloquear nuestro teléfono.

Sí, parece un gimmick pero lo desbloqueo rápido. Eso sí, LG asegura que no es la forma más segura de proteger tu LG G8s.

Usarlo es bastante sencillo, basta con colocar nuestra palma de la mano a unos 15 cm de la cámara frontal y Hand ID desbloqueará automáticamente el equipo.

Cabe resaltar que Hand ID está orientado como si se tratase de un lector de huellas frontal. Por ejemplo, si estás en el escritorio y el G8s está sobre la mesa y no quieres levantarlo, ya sea para usar el lector de huellas o Face ID, bastará con colocar la palma de tu mano sobre el equipo para desbloquearlo.

No es el sistema de desbloqueo más natural, pero es una buena alternativa. 

Batería

En cuanto a autonomía tenemos una mejora sustancial en la historia de LG, ¡al fin! No es la mejor del mercado, pero finalmente está por encima que sus antecesores e incluso es mucho mejor que la de varios de sus rivales. Si queremos hacer una comparación rápida, es mejor que la del Galaxy S10 y a la par del Galaxy S10+, que tiene 4,100 mAh de batería.

La batería del LG G8s tiene una capacidad de 3,550 mAh, la cual nos permite llegar al día sin inconvenientes, incluso para los usuarios más exigentes.

¿La razón? Si bien la batería no es tan amplia como la del Huawei P30 Pro o Galaxy S10+ (Plus), alcanza una autonomía bastante gracias al procesador Snapdragon 855, el cual tiene una excelencia eficiencia energética.

De hecho recordemos que este terminal de LG compite con los hermanos menores de los equipos anteriormente mencionados, el P30 y el Galaxy S10e.

LG tampoco se olvida de la carga inalámbrica, la cual es de 10W y es compatible con cualquier cargador Qi en el mercado.

Lo único mejorable en la batería es el tiempo de carga. Si bien soporta Quick Charge 3.0 y Quick Charge 4.0 (este último aún no habilitado), la carga rápida es de 18W. Entonces, ¿cuál. es el problema? LG no incorpora un cargador con este voltaje, por lo que pasa usar esta velocidad de carga rápida necesitaremos un cargador externo.

El cargador de fábrica es de 5W y de 0 a 100% tarda 2 horas y 15 minutos, pero por ejemplo con el cargador de mi Macbook Air carga en una hora y 35 minutos.

¿En resumen? Una muy buena autonomía con una carga rápida que no puede aprovecharse por no venir con un cargador rápido de serie. Así que si quieres usar carga rápida necesitarás adquirir otro.

Conclusiones

Si has llegado hasta acá significa que hemos hecho un buen trabajo o que estás lo suficientemente interesado en conocer más del gama alta de LG.

¿Entonces vale la pena? Por supuesto. El LG G8s es un terminal bastante completo y que compite directamente con la gama alta estándar de Samsung y Huawei, el Galaxy S10e y el P30 respectivamente.

Tiene mejor autonomía que el Galaxy S10e, una cámara adicional que es la teleobjetivo, mayor naturalidad en las fotos, un modo manual súper completo, un sistema de desbloqueo mejor y un mejor rendimiento. El teléfono de Samsung destaca por el brillo de su pantalla frente al G8s, es descomunal. Así mismo logra mejores resultados de noche en vídeo. 

Incluso podríamos ir más allá y compararlo con el Galaxy S10 aunque se reducirían las ventajas del G8s en el uso de 3 cámaras y pantalla, aunque en rendimiento están a la par a pesar que el equipo de LG tiene menos RAM y en batería el G8s también es mejor.

En el caso del P30 el terminal de LG posee una pantalla con un poco más de brillo, posee carga inalámbrica, mejor rendimiento gracias a su procesador Snapdragon 855, mejores resultados en vídeo y mayor resistencia al agua gracias al IP68. ¿Las ventajas del P30 frente al G8s? El modo nocturno es mejor y el zoom óptico también, sin contar que en autonomía es ligeramente mejor.

Para terminar, el LG G8s es un gran teléfono que tiene menos peros que sus rivales más directos y que después de mucho tiempo es un equipo con el que LG puede competir directamente con sus rivales. Ya le tocará a la empresa coreana publicitarlo como se debe.

 

Dejar una respuesta

comment-avatar

*