[Análisis] HTC U11: el gama alta más completo

[Análisis] HTC U11: el gama alta más completo

 

Sin duda este 2017 es el primer smartphone en que hemos visto teléfonos excelentes, sin excepciones, que son literalmente idénticos en varios apartados pero que a pesar de todo destacan en algún apartado en especial.  ¿Pero qué pasa si uno ofrece algo más? ¿Qué tal si uno se anima a ofrecer toda de forma equilibrada? He aquí donde entra HTC y el U11, un teléfono con un diseño de ensueño que le ha robado importancia a lo mejor de Samsung, LG, Huawei, Xiaomi, Motorola, entre otros.

He tenido el HTC U11 conmigo durante poco más de un mes y puedo ir adelantándoles que me ha dejado fascinado a pesar de mantener esos marcos con los que bien podrías surfear, pero a pesar de ello la experiencia de uso ha sido magnífica en todo aspecto.

Entonces, ¿será el HTC U11 el smartphone definitivo? Vamos a averiguarlo.

 

Diseño: Amor a primera vista


 

Mientras que el resto de fabricantes ha empezado a apostar nuevamente por el aluminio, tal como hizo HTC desde su inicio, esta vez los taiwaneses han decidido hacer un cambio en su estrategia apostar totalmente por el cristal y mantener los marcos frontales del terminal. El único rastro de metal en el teléfono se encuentra en los marcos y la verdad no se siente, pero son los responsables de hacer funcionar Edge Sense, del cual hablaremos más adelante.

Liquid Crystal, así lo llaman, es básicamente un tratamiento del cristal para que pueda ser curvo, más resistente, refleje su entorno y parezca que es líquido. Personalmente no lo veía con tanto interés hasta que lo probé y debo decir que HTC no se equivoco.

El HTC U11 gana muchísimo en mano y aunque parezca mentira, el equipo no es tan resbaladizo como uno pensaría. La sensación en el agarre es bastante buena y se siente sólido en su construcción.

Tanto la parte delantera como trasera están protegidas con Gorilla Glass 5, protegiéndose de mejor forma  los arañazos y golpes casuales.

 

 

Quizá la principal desventaja que le pongo al terminal es el abandono del auricular jack 3.5 mm, tal como ya hizo Motorola, Apple, Google, entre otros. Sigue sin terminar de convencerme el hecho de tener un solo puerto para escuchar música y cargar el dispositivo, pero es lo que hay y al menos HTC incorpora un adaptador USB Tipo C a jack 3.5 mm.

Sobre los marcos es un tema ya personal, al menos eso creo yo. Al usar un smartphone con escasos bordes te terminas acostumbrando a estos y cuando pruebas otro con los marcos tradicionales sientes que ves un teléfono de la prehistoria, pero esto no sucede exactamente con el HTC U11 y es que el frontal no es tan espantoso como los iPhone 8/7/6 o cualquier Xperia del mercado.

Donde sí ha fallado HTC es en la capa oleofóbica que recubre el terminal, es simplemente mala. El HTC U11 se ensucia con solo mirarlo, las huellas se quedan pegadas tengas las manos secas o no. Lo peor de todo es que esto también puede afectar al frontal del terminal.

Si bien los taiwaneses incluyen en la caja un case para su protección, la verdad es que te salvará únicamente de no ensuciar la parte trasera. Si se te cae, es bastante probable que el equipo sufra un daño, claro dependiendo de la caída y, lo que sí te aseguro, es que el case se romperá con el primer contacto, sin contar que se araña con facilidad, incluso encima de una mesa.

A pesar de lo anteriormente mencionado sobre el diseño del HTC U11 me gusta mucho, quizá no al nivel de los últimos smartphones de Samsung o LG, pero tiene una identidad y originalidad característica de la firma taiwanesa.

 

Pantalla: Buena, no excelente


 

Si hay algún punto flojo del terminal debo decir que es la pantalla. Cuando vayas explorando el análisis verás que en sus principales key features el HTC U11 sale muy bien parado, entre una calificación de Muy Bueno a Excelente, pero en la pantalla se queda en está bien.

Okay, no nos confundamos. La pantalla es buena, bastante buena. El problema es que no destaca frente a la competencia de este año. Lo visto en Samsung, LG, Sony y hasta Apple (sí, en serio) está por encima.

El HTC U11 cuenta con un panel Super LCD 5 de 5.5 pulgadas con resolución QHD de 2560 x 1440 pixeles, logrando un brillo máximo ligeramente superior a los 500 nits, que no está nada mal pero que no es nada rompedor en el mercado.

Donde sí debo agradecer a HTC es en la corrección del brillo automático que tanto daño hizo el HTC 10. Ahora ya no tendrás que esperar unos segundos a que el brillo se regule, ya es igual de rápido que otros terminales.

La pantalla tiene un buen contraste, excelente balance de blanco y una gran fidelidad de colores, pero no es el mejor panel de su tipo, donde el Xperia XZ Premium, LG G6 y iPhone 8 Plus son mejores, ni mencionar a las OLED de Samsung y LG.

No me mal entiendas, lo repetiré nuevamente. Ver vídeos, fotos, navegar por internet, chatear y más va a ser una excelente experiencia gráfica con el HTC U11, pero si vienes de un teléfono anteriormente mencionado vas a ver que le falta algo más y he ahí el problema pues se queda en ser una pantalla simplemente “buena”, no muy buena o excelente.

 

Hardware y Rendimiento: Excepcional

 

Uno de los puntos destacados del HTC U11 sin duda es el hardware y, desde ya, te menciono que es el teléfono más equilibrado del mercado, al menos local.

Nos encontramos con la misma configuración de toda la gama alta actual (salvo el LG G6 cof cof), donde tenemos un potente procesador Snapdragon 835, GPU Adreno 540, 4 GB de RAM LPDRR4 y 64 GB de memoria interna UFS 2.1 ampliable vía microSD.

Esta combinación hace que el terminal sea realmente veloz. No hay ninguna aplicación o juego que lo haga sufrir, incluso hacer algo de edición no es problema pues la memoria interna al ser UFS 2.1 hace que todo sea más fácil de procesar.

Y he ahí su principal diferencia. El LG G6 es rápido, el Galaxy S8+ es muy potente e incluso más veloz que el segundo pero falla en el software, donde Samsung Experiencia aún conserva algunas desventajas de Touch Wiz. En el caso del HTC U11 Sense ha mejorado muchísimo, siendo más liviano y teniendo lo necesario, consumiendo muy poca RAM y batería.

 

Te lo resumo así: Si el LG G6 es una bala, el HTC U11 es un cohete.

 

De hecho en el apartado de rendimiento se ve una mejora frente a su antecesor, que a pesar de haber tenido la configuración característica de la gama alta del año pasado tenía unas ralentizaciones bastante extrañas, siendo más lento en uso común que el LG G5 SE que tenía un Snapdragon 652, procesador inferior al Snapdragon 820.

Entre otras características tenemos el lector de huellas, que también es mejor frente al año anterior y funciona bastante bien, incluso con los dedos grasosos.

Donde HTC sí ha hecho un trabajo excepcional es en el apartado de audio. No he tenido la oportunidad de probar el LG V30, de hecho no se venderá localmente, pero puedo decir tranquilamente el HTC U11 es el mejor smartphone que he probado en calidad de audio.

No solo por los audífonos USonic que vienen incluidos, los cuales destruyen a su competencia con suma facilidad, incluso a los supuestos “AKG” de Samsung. La calidad de audio es un trabajo entre hardware y software que HTC hace excepcionalmente y que quizá lo más cercano a este sea el viejo LG V20, con Quad DAC y tres micrófonos.

 

Lo que no me ha gustado es que el adaptador USB Tipo C a jack 3.5 mm no cuenta con DAC, por lo que si conectas tus audífonos de gama alta no vas a sentir ninguna diferencia en calidad de audio.

 

Seas audiófilo o no, vas a sentir un gran cambio cuando empieces a usar el teléfono con los audífonos USonic del terminal, los bajos son increíblemente buenos y los graves también. Tampoco importa que género de música escuches, bastará con configurar un par de minutos el audio para que estés bastante contento.

BoomSound, los parlantes por defecto de HTC, tampoco se quedan atrás. Con la misma configuración del HTC 10, se aumenta el volumen en un 15% y se mejora la calidad de audio, por lo que ver vídeos, películas, series o conciertos incluso sin audífonos es una experiencia bastante buena y la mejor que vas a tener en cualquier smartphone.

Finalmente, no podemos olvidarnos de la resistencia IP67 del terminal, por lo que podrá ser sumergido a un metro de profundidad y soportar hasta 30 minutos bajo el agua.

 

Edge Sense: Estruja hasta que te acostumbres o te olvides de esto


 

Créanme, lo intenté las dos primeras semanas pero ya al mes y medio ni si quiera recordaba que estaba ahí. Edge Sense es nada menos que un marco inteligente estrenado en el HTC U11, también en los nuevos Pixel 2 de Google, que nos permitirá estrujar o apretar el terminal y activar ciertas funciones. Entre estas la cámara, Assistant u apps por defecto a gusto del usuario.

En un comienzo la empezaba a usar para activar la cámara, de hecho era su principal uso, luego intenté aumentar la intensidad para tomar selfies pero ahí me di cuenta que al no haber estabilizador óptico en la parte frontal es una pésima idea, pues al apretar los marcos por defecto vas a mover el terminal.

Me gusta la idea que una marca apueste por algo diferente, he ahí donde está la innovación y HTC lo ha demostrado bien en estos años, pero personalmente pienso que Edge Sense es un gimmick. No lo veo totalmente útil en el día a día, al igual que las curvas en la gama alta de Samsung, las cuales solo se ven muy bien estéticamente.

Por suerte HTC nos permite desactivar Edge Sense desde la barra de notificaciones o desde Ajustes, así que no estás obligado a usarla, pero te recomiendo que al menos lo intentes usar una semana. Ya si no te convence pues puedes desactivarlo, así com lo hice yo.

 

Cámara: ¿Quién necesita doble cámara?


 

Mientras LG, Huawei, Apple e incluso Samsung se han animado a usar cámaras duales y demostrar nuevas capacidades fotográficas gracias a estas, fabricantes como Sony, Google y HTC siguen apostando por un solo sensor.

Han pasado 6 meses desde que el HTC U11 salió a la venta en Estados Unidos y en todo este tiempo ha demostrado que puede defenderse sin ningún problema con un solo sensor.

El HTC U11 posee un sensor de 12 MP con apertura f/1.7, estabilización óptica y electrónica (OIS+EIS), con enfoque dual-pixel y doble flash LED. Para mejorar la situación, cuenta con dos micrófonos dedicados a la grabación de audio y la posibilidad de grabar en 4K con sonido 3D. Tampoco podemos olvidarnos de Acoustic Focus, una de las funciones más interesantes que permite hacer zoom en un objetivo y aumentar el sonido en ese lugar, mientras que en alrededores se reduce. Ideal para un concierto, una ceremonia, etcétera.

La cámara frontal es de 16 MP, apertura f/2.0 pero a diferencia del año pasado no cuenta con OIS. Por lo que las fotos nocturnas se ven con mucho ruido.

Sobre el papel la cámara del HTC U11 promete muchísimo y en la práctica cumple todo lo prometidos. Fotos con excelente definición, excelente contraste, buen balance de blancos y un HDR+ que nos hace pensar que estamos ante la cámara de un Pixel de Google.

A continuación algunas fotografías tomadas con el terminal.
 


 

La cámara del HTC U11, en conjunto, fue el rey durante unos 6 meses en DxOMark hasta que llegaron los nuevos iPhone, Galaxy Note 8 y Pixel 2, pero a pesar de esto sigue siendo una excelente alternativa y en conjunto posiblemente mejor que la de un Galaxy S8 o LG G6. ¿La razón? La grabación de audio, quizá el punto a favor. He vuelto a pedir el terminal a HTC para dejar un ejemplo, ya que por un descuido mío malogré la microSD donde estaban algunos ejemplos.

¿En resumen? Una gran cámara para un excelente terminal, si lo eliges por este apartado dudo que tengas quejas después.

 

Autonomía: Al día sin problemas

 

Con una batería de 3,000 mAh esperaba resultados desalentadores, sobretodo por la resolución y el tipo de panel a usar, pero la verdad es que a me ha ido muy bien.

El HTC U11 fue mi teléfono principal durante fines de julio hasta fines de septiembre y en todo este tiempo me ha durado un día sin problemas, incluso en los escenarios más intensos, logrando un promedio de 5 horas y 15 minutos de pantalla encendida.

Este resultado usando apps de mensajería, sincronización de correo activada, Spotify al menos 2 horas diarias, llamadas unos 20-25 minutos por día y uso de cámara unos 10-15 minutos.

Con la autonomía del HTC U11 no vas a tener ningún problema y gracias a la compatibilidad con Quick Charge 3.0 podrás tener de 0 a 50% en poco menos de 30 minutos. ¿Nada mal no?

 

Conclusiones


 

Me gusta

  • Excelente cámara
  • Rendimiento excepcional
  • Diseño que enamora
  • Software muy pulido
  • Audio excepcional
  • Buena autonomía
  • Resistencia agua y polvo

No me gusta

  • La parte trasera atrae fácilmente la suciedad y huellas.
  • La pantalla no destaca.
  • Se extraña una frontal con pocos marcos.

 

El HTC U11 tiene muy pocos peros para ser considerado uno de los mejores smartphones del año, sobretodo por su precio en formato libre $649) y al día de hoy, tal como mencioné al inicio, es posiblemente el equipo más equilibrado del mercado.

Excelente cámara, muy buen rendimiento, autonomía buena y un audio excepcional como principales ventajas, mientras que la principal desventaja es el hecho de que se ensucia fácilmente y tiene una pantalla buena, pero no excepcional como su competencia. Esto último es personal, así que puede variar según cada usuario.

¿Lo recomendaría? Por supuesto. Actualmente se vende en nuestro país de forma oficial a través de Claro Perú, distribuidor de HTC en la región, pero si te parece caro siempre podrás optar por traerlo con un importador.

 

Dejar una respuesta

comment-avatar

*